El proceso de reserva

¿Cómo funciona el proceso de reserva para las Familias Anfitrionas y los Profesores Anfitriones?

Aceptar reservas a través de Lingoo es muy fácil. Cuando un posible huésped se pone en contacto contigo, solo tienes que mirar su perfil. Si te gusta, podéis empezar a hablar de los detalles de la estancia de pago y dedicar tiempo a conoceros mejor. Si las dos partes estáis de acuerdo, el huésped inicia el proceso de reserva.

Los dos cumplimentaréis un Contrato de estancia lingüística de pago en el sitio web. Eso garantiza la reserva y ofrece seguridad para las dos partes. Además, estipula la tarifa de todos los servicios que prestarás. Durante el proceso, también tendrás la oportunidad de descontar algunas de tus tarifas. 

Cuando las dos partes han firmado el contrato, el huésped paga un depósito equivalente al 15% del coste total de la estancia. Esa cuota de reserva constituye el pago efectuado a Lingoo y garantiza la reserva. El huésped te pagará directamente, al comienzo de la estancia, el saldo pendiente. Aquí puedes obtener más información sobre cómo se realizará el pago.

Las dos partes reciben una copia del contrato cumplimentado que se puede imprimir. Esa es la confirmación de la estancia y de los detalles y compromisos acordados entre los Miembros.

Al finalizar la estancia, se pedirá al huésped que deje una evaluación de la misma en el sitio web. Eso es importante para mantener y mejorar la calidad de los servicios ofrecidos a la comunidad de Lingoo. 

En la sección “Cómo funciona” encontrarás una descripción más detallada de nuestro proceso de confirmación.